¿Se ha preguntado cuántos jóvenes mueren cada año en todo el mundo?

¿Se ha preguntado cuántos jóvenes mueren cada año en todo el mundo?

Por universal.org.ec

La cifra es alta: 1,2 millones, según un estudio global sobre la muerte de adolescentes realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Son 3.000al día, y las cinco principales causas, para ambos sexos, en un grupo 10 y 19 años, son: accidentes de tránsito, infecciones respiratorias (neumonía), suicidio, infecciones intestinales (diarrea) y ahogamiento.

Alerta: el período de la adolescencia es de suma importancia para definir el futuro y su formación como individuo.

Si los jóvenes crecen involucrados en la violencia, ¿cómo será su futuro?

El problema radica en el vacío interior y en la búsqueda de llenarlo en los lugares equivocados. El alma de todo ser humano busca la felicidad, por eso el joven trata de encontrarla en su familia, en los amigos, en las relaciones, en las conquistas materiales.

Cuando no lo encuentra, llega la frustración y acaba siendo víctima de adicciones o se entrega a pensamientos suicidas, automutilaciones, etc.

La solución: Para ayudar a cambiar este escenario, surgió el trabajo de la Fuerza Joven Universal, que por más de 30 años ha ofrecido oportunidades para que los jóvenes no se involucren en este camino. El grupo puede ayudar a los miembros a descubrir su valor, creer en sí mismos, en su talento y escribir una nueva historia.

Enseñándole al joven a usar su disposición para lo correcto, para que deje ciertas prácticas que lo expongan y, sin duda, cuando entregue su vida en las manos de Dios estará a salvo. 

“Quien me miraba pensaba que era feliz, pero por dentro sentía un gran vacío”

Era una joven llena de apariencias, quien me veía pensaba que era feliz, pero por dentro no era así. Sentía un gran vacio en mi interior a causa de los problemas que tenía con mi familia, llegué a pensar en irme de la casa.

Una esperanza surgió cuando me invitaron a la Fuerza Joven Universal, comprendí que tenía valor y podía reconstruir mi vida; decidí ir; la depresión, la tristeza y el vacío que sentía desaparecieron, pero el cambio no sólo quedó en mí sino, también en mi familia, hoy puedo decir que soy una joven feliz, tengo planes y proyectos los cuales con Dios, los cumpliré.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games