Salí de casa para progresar, pero todo empeoró por los vicios.

Salí de casa para progresar, pero todo empeoró por los vicios.

Por universal.org.ec

Mi vida era un fracaso, mi familia era bien pobre, dentro de casa había mucha miseria, por esto decidí irme, así me involucré con personas que consumían alcohol. 

Me casé y dentro de mi hogar se repetía la historia, para sustentar mi vicio no teníamos para comer, todo lo que ganaba me lo “bebía”. 

Muchas veces llegué a maltratar a mi esposa tanto física como verbalmente, a pesar de que ella me apoyaba en todo. Me diagnosticaron diabetes y mi salud se fue deteriorando al punto que empecé a vomitar sangre. 

El cambio de vida surgió cuando vi el programa de la Iglesia Universal por la televisión, cuando llegué, escuché hablar sobre la Campaña de Israel y sin dudar decidí participar, vi una oportunidad para alcanzar una transformación de vida. 

Entregué mi vida en el Altar y fue así que recibí una nueva identidad; dejé el vicio del alcohol, hoy amo a mi esposa, la respeto y la cuido. 

Mi economía cambió por completo, tengo dos negocios, dos terrenos, mi casa propia, puedo llevar a comer a mi familia donde ellos quieran y a pesar de la pandemia mis negocios siguen creciendo cada día. 

“Entregué mi vida en el Altar y fue así que recibí una nueva identidad; dejé el vicio del alcohol, hoy amo a mi esposa, la respeto y la cuido.”

Sr. José Mendoza

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games