No podía hacer nada sino me drogaba

No podía hacer nada sino me drogaba

Por universal.org.ec

Crecí conociendo de Dios pero en la adolescencia me aparté de Él, me involucré con malas amistades, en el colegio me enamoré y me aparté de Dios, creí que lejos de Él tendría libertad para hacer lo que quería, pero caí presa en un mundo de sufrimientos. A los 18 años de edad me convertí en madre, pero me quedé sola y pase por problemas económicos, tuve que recurrír a la prostitución para sustentar mis gastos. 

Una amiga me recomendó para trabajar de cocinera en un club nocturno y fue ahí donde conocí la cocaína, al poco tiempo empecé a consumir marihuana y esto causó una dependencia aún peor. No podía hacer nada sino me drogaba y todo empeoró cuando debido a tantos fracasos amorosos me involucré con una mujer, fue ahí cuando toqué el fondo del pozo. 

Mi mamá me invitó por muchas ocasiones a la Iglesia Universal y acepté su invitación y por su fe Dios me Salvó. Decidí cambiar, entregué mi vida al Señor Jesús y fui renunciando a todo hasta liberarme. Hoy estoy curada de los vicios, mi vida fue transformada y tengo El Espíritu de Dios en mi vida.

•• Sra. Mariana

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games