No esperar a que el adicto pida ayuda

No esperar a que el adicto pida ayuda

Por universal.org.ec

SEGUNDO PASO : 3° Parte

Un pequeño desliz puede transformarse en un tsunami en la vida de una persona en tratamiento, llevándolo a recaer y causando una frustración enorme, por mejores que sean las intenciones de quien propone el método, cuando se establece que el poder de parar reside únicamente en la fuerza de voluntad del adicto (sin llevar en consideración cualquier influencia externa en el área espiritual), un peso enorme está siendo puesto en las espaldas de un individuo frágil y sobre un ataque, que en resumen no pasa de ser un paciente que no posee la más mínima condición de cargar con un peso como este solo y sin ayuda. “Es una pelea desigual en contra de un enemigo muy poderoso”. 

Mientras no quede claro para el adicto, cuál es el lado correcto en el que encontrará ayuda en vez de destrucción, su comportamiento variará. Y el papel de la familia y de los amigos es mostrar que están firmes y unidos, apoyando al dependiente. A esa altura, percibiendo que él ya consiguió dar el paso inicial y que está en un proceso de reorganización espiritual y familiar, llega el momento de comenzar a entender cómo funcionará el segundo paso. En este, los protagonistas son la familia y las personas que están al lado del adicto que quieren su recuperación.

Continuará…

>> Pensaba que el alcohol me iba ayudar a olvidar

“Antes de conocer de la Iglesia Universal era una mujer llena de odio, rencor, vicios y problemas con mi pareja por causa de sus vicios, pero yo también los tenía y no lo aceptaba. Cuando los problemas con él se volvieron insostenibles me sumergí más en el alcohol.

Cuando mi mamá se enteró de lo mal que estaba, me invitó al Tratamiento. Perseverando en la fe logré encontrar la paz que tanto necesitaba tener en mi interior. De esa manera fui curada de los vicios, liberada del odio y del rencor.”

•• Vicky Torres.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games