Me sentía en un callejón sin salida

Por universal.org.ec

Tenía tuberculosis pulmonar y gastritis crónica avanzada; los médicos no podían tratar ambas enfermedades, ya que los medicamentos eran muy fuertes. 

Me realizaron varias endoscopias, las cuales eran muy dolorosas; caminaba encorvado por el problema en los pulmones; me sentía en un callejón sin salida. 

Después de 6 meses de llegar a la Iglesia Universal y de tomar el agua bendita, los médicos hicieron una junta y todos estaban sorprendidos, pues no me encontraron nada, aquellas enfermedades crónicas habían desaparecido. El milagro fue constatado.

•• Sr. Carlos Garaicoa

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games