La voz de Dios

La voz de Dios

Por Departamento Web

“La voz del Señor es poderosa, la voz del Señor es majestuosa.” (Salmo 29:4)

Así como existe la voz de Dios, también existen otras voces, la del miedo, de la duda y la del corazón. Su fracaso o su éxito dependerá de que voz usted obedezca.

Muchas personas naufragan en la fe y fracasan, porque ellas no oyeron la voz de Dios y obedecieron otras voces.

Hoy en día existen aquellos que abandonaron la fe, alegando que estuvieron mucho tiempo buscando a Dios, pero nada cambió en su vida ¿por qué? ¿será que Dios está muerto o será que Él mintió? ¡Claro que no! Entonces, ¿por qué razón la vida de muchos, que dicen tener fe no cambia? Sencillamente no dieron oídos a la Voz de Dios, o sea, cuando Él les mostró lo que debían y cómo hacer, no lo hicieron, consecuentemente sus vidas quedaron paradas y sin resultados.

La Voz de Dios es dirigida a los humildes, ya que ellos poseen oídos espirituales para percibir la Voz del Señor, en cambio los orgullosos no consiguen oírlo, pues carecen de lo más importante, la humildad.

Únicamente quien es siervo, tienen oídos para oír y obedecer la Voz de Dios.

La Voz del Señor hace que las cosas sucedan… Él dijo: “sea la Luz” ¡y fue hecha!

Delante de esa Voz los ciegos ven, los sordos son curados, los paralíticos caminan, los muertos resucitan como Lázaro, que tenía cuatro días de haber muerto, pero al oír esa Voz, ¡resucitó!

Dios llamó a Lázaro, pero también está llamando a usted que se encuentra en el fondo del pozo, con su vida sepultada debajo de tantos problemas; sólo escuche la Voz de Dios, y esto será suficiente para salir de esa situación.

La voz de la fe es la Voz de Dios, y no existe otra voz que pueda cambiar su vida, sino únicamente la Voz que proviene del trono del Altísimo, que viene de la fuente de la fe que es el Espíritu Santo, y le da la certeza que le transforma en alguien fuerte e invencible.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games