Había perdido todo…

Había perdido todo…

Por universal.org.ec

HABÍA PERDIDO TODO… ESO ME EMPUJÓ A UNA PROFUNDA DEPRESIÓN.

Empecé a enfrentar muchos problemas porque había perdido todo lo que tenía: mi trabajo, carro, casa, etc. Fue entonces cuando dejé de valorarme y me convertí en una persona negativa sin ganas de triunfar en la vida.

Esta situación me empujó por un camino oscuro, donde me sumergí en una profunda depresión. Quería que todo cambiara pero no sabía cómo hacerlo.

Un día me invitaron a participar en la Iglesia Universal. Perseverando los días viernes, aprendí a usar mi fe.

Fue esta fe la que me ayudó y me liberó de la depresión.

Con el tiempo aprendí sobre el Espíritu Santo. Fue en ese momento donde me di cuenta que era la presencia de Dios lo que siempre buscaba y necesitaba.

Recibí el Espíritu Santo y mi vida cambió por completo. Económicamente he sido bendecida y ya no sufro de negatividad ni de ningún otro problema. Me di cuenta de que con Dios tengo la fuerza para superar cualquier obstáculo en mi vida cuando ejerzo mi fe en Él.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games