Fidelidad

Fidelidad

Por universal.org.ec

Abraham venció a varios reyes, pero nunca quiso gloria para sí, apenas quería honrar a Dios con esa victoria.

Mayormente las personas quieren honra para sí mismas, pero cuanto más anhelan ese reconocimiento más sufren, por ejemplo, hay muchas personas famosas que poseen extensas cuentas bancarias, sin embargo, son infelices en varios aspectos de sus vidas, a veces no tienen a alguien que los ame con sinceridad, la mayoría tienen depresión, nunca han tenido paz, ya se casaron varias veces, etc.

La paz, la alegría y armonía en el hogar no se compran con dinero, porque esas cosas solo Dios las da de forma íntegra.

Muchos incluso viven de apariencias, muestran felicidad en las redes sociales cuando en realidad todo ese fingimiento es apenas el reflejo de un gran vacío interior, por eso, en algunos casos el suicidio es la válvula de escape que el diablo presenta, apenas para destruir el alma de aquellas personas.

La propuesta de Dios es totalmente diferente, es darle una vida nueva.

A ejemplo de esa promesa está Abraham, un hombre sencillo, al que Dios le había prometido darle hijos y hacer de él una gran nación, sin embargo, él llegó a los 99 años y esa promesa aún no se había cumplido, incluso su esposa era de edad avanzada y estéril.

¿Será que Dios se estaba burlando de Abraham ya que él y su esposa no estaban en edad de ser padres? Dios hace lo que es imposible.

Muchos pueden alcanzar sus objetivos por sus propios méritos, pero de nada sirve si Dios no está en aquello. Siempre será mejor conquistar todo con Dios como mediador, pues eso le dará la certeza de que todo será una bendición.

Porque más importante que realizar un sueño es encontrar a Dios.

«Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció el Señor y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera. Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo: He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti. Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.»

Gn. 17:1 – 7

Es la fidelidad a Dios que trae la bendición en la vida de una persona. Quien practica la fidelidad con Dios será fiel y respetará a todos.

Los fieles sin lugar a dudas, tendrán la vida bendecida que Dios prometió.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games