Existe un tesoro que nunca termina. ¿Sabe cuál es?

Existe un tesoro que nunca termina. ¿Sabe cuál es?

Por Departamento Web

En el pasaje de Lucas 12:32-34, el Señor Jesús propone una solución para aquellos que aún no forman parte de este Reino. “Vender lo que tenemos” y “hacer una bolsa eterna” (Lucas 12:33).

En otras palabras, Cristo nos alerta para la importancia de nuestra alma, que es eterna. Y que ningún tesoro de este mundo, por más precioso que sea, vale más que nuestra Salvación.

Confrontación interna

Es interesante notar que esta misma confrontación entre “lo que es más importante”, el Dios Hijo le propuso al joven rico: “Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme” (Mateo 19:21).

Con el propósito de mostrarle a aquel joven que el dinero ocupaba el lugar de Dios, el Señor Jesús lo puso a reflexionar y evaluar su condición espiritual.

Una decisión que todos deben hacer

Conforme a lo que el obispo Edir Macedo enseña, la gran cuestión es: ¿quién ha sido el primero en nuestro corazón?

“El problema de aquel joven no era tener muchas riquezas, sino poner en ellas el corazón. Eso es lo que ha sucedido hoy con muchos. Ellos se han apegado no solamente a los bienes materiales, sino también a las personas. Los judíos consideraban a las riquezas como un gran favorecimiento de Dios, por eso creían que la entrada de los ricos al Reino de los Cielos era más fácil. No obstante, el Señor Jesús dejó claro que la Salvación no tiene nada que ver con la condición social, sino con la fe y obediencia a Su Palabra”, señala el obispo.

Por lo tanto, haga una autoevaluación y procure si hay algo que le ha impedido alcanzar el Reino de Dios, que es el tesoro eterno.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games