¿Es necesario hacer una gran fiesta para casarme en el Altar?

¿Es necesario hacer una gran fiesta para casarme en el Altar?

Por Departamento Web

Después de comprometerse para casarse, empiezan los preparativos para el gran día; no obstante, es exactamente en esta etapa que muchos novios se encuentran en el dilema de realizar o no una fiesta.

Algunos, incluso, posponen la fecha de matrimonio por no tener las suficientes condiciones económicas para pagar los costos de la ceremonia y, claro, de la fiesta. Pero, ¿realmente es necesario hacer tal celebración en su boda? ¿Qué es más importante?

Para responder las preguntas anteriores, la pareja debe de tener algunos puntos bien definidos.

“Siempre he soñado con casarme”

Algunas personas, especialmente las mujeres, sueñan el momento en el que dirán “sí” para el amor de su vida. En su imaginación, todo debe estar debidamente impecable. La alfombra roja no puede estar ni un centímetro fuera de lugar. Todas las flores deben de ser naturales. Las sortijas, de oro de 24 quilates, quizás hasta con incrustaciones de diamantes. El buffet debe servir la mejor comida. Todo debe de estar absolutamente perfecto.

Para otras, el glamour no es necesario, siempre y cuando todo sea hecho con mucho amor y cariño. Pero, aunque sea simple, para ellas, es extremadamente importante que tenga algo, una celebración, aunque sea una comida familiar.

En ambas situaciones, la pareja necesita conversar —antes de asumir un noviazgo— y explicar las expectativas de cada uno. Eso evita que, en el futuro, haya un desgaste y, en la peor de las situaciones, el fin de la relación.

“¿Tengo dinero para pagar?”

Bajo el deseo de tener un día especial, muchos novios hacen locuras. Venden bienes, hacen decenas de pagos para costear sus sueños y, finalmente, terminan endeudados.

Peor aún: ya inician una vida juntos inundados en las deudas y con preocupaciones que, obviamente, podrían ser evitadas. El matrimonio, especialmente en los primeros años, es un momento de descubrimiento, en donde los dos se conocerán; por eso, es fundamental que no tengan otras preocupaciones mayores.

Por eso, la pareja que desea realizar una fiesta, debe, anticipadamente, planearla. Eso puede exentar a la pareja de gastos innecesarios y futuras complicaciones.

“¿Por qué deseo hacer una fiesta?”

¿Ya se preguntó por qué desea tanto una fiesta en su boda? Si no se identifica con el primer tema de esta nota, probablemente está siendo influenciado para pensar que sí necesita una fiesta.

Esa influencia puede venir de todos lados. Desde amigos y familiares, incluso de la industria de las bodas que le hacen creer que sí necesita una boda para casarse. Especialmente esta última idea nos lleva al siguiente tema.

“¿REALMENTE necesito una fiesta para casarme en el altar?”

No. Usted no necesita una fiesta para casarse en el Altar. ¿Vio que es simple? Para casarse en el Altar, la pareja necesita una sola cosa: deseos de recibir la bendición de Dios.

Muchos terminan olvidando lo que realmente es importante. Dios no exige un salón extraordinariamente arreglado, dulces finos y una orquesta que toque la marcha nupcial. La boda solo necesita de dos corazones que ansían recibir la bendición que proviene de Él.

Si la pareja elige hacer una linda fiesta para celebrar, no debe sentirse mal por eso. De la misma manera, una pareja opte por no hacer nada, tampoco debe sentirse avergonzada. Cada pareja posee una individualidad y debe ser respetada.

Lo que no puede suceder es posponer la fecha de la boda por creer que necesita una celebración “digna de una portada de revista”. La boda es mucho más que una fiesta que dura algunas horas, es la bendición de Dios en la pareja. Y eso está disponible para quien quiere, con o sin festejos.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games