DONAR SANGRE ES SALVAR VIDAS

DONAR SANGRE ES SALVAR VIDAS

Por Shirley

A causa del Covid-19, el stock en los bancos de sangre ha escaseado, es por esto que lo más acertado en estos tiempos es DONAR SANGRE.
PARA CONTRARRESTAR ESTA CARENCIA LA IGLESIA UNIVERSAL EN CONJUNTO CON LA CRUZ ROJA ECUATORIANA HAN EMPRENDIDO LA CAMPAÑA DE DONACIÓN DE SANGRE.

La Iglesia Universal se ha empeñado desde el inicio del mes de abril a ayudar a los hemocentros en el abastecimiento del stock de pintas de sangre que, debido a la pandemia tuvieron escasez de donaciones; ya que el aislamiento ha impedido que donantes habituales pudieran trasladarse hasta el banco de sangre como de costumbre para donar.
Esta campaña para salvar vidas fue una labor en conjunto de la Iglesia Universal y la Cruz Roja Ecuatoriana.

Estos días tan difíciles que la población experimenta, en realidad, para muchos, son días oportunos para transformar en hechos el amor al prójimo, pues ese amor es generado por el propio Dios y los coloca a disposición para dar vida.

El lugar que hace varias semanas atrás estaba reservado para cultos y que, de momento por la emergencia sanitaria, permanece sin la realización de reuniones durante el período de la cuarentena, no dejó de cumplir, de una forma u otra su principal función: promover la vida.

Aún en medio de la tensión que el Coronavirus ha esparcido, los voluntarios no dejaron de salir de sus casas para brindar ayuda.

Con más de 600 donaciones de pintas de sangre en todo el país, miembros y pastores de la Iglesia Universal, así como personas de buen corazón se siguen sumando a esta causa en tiempos de coronavirus, ya que dar vida es lo más acertado que se puede hacer, pues si tenemos como ayudar, lo haremos, no dejaremos de darle la mano a quien lo necesite.

Los voluntarios se sintieron complacidos de poder ayudar a los más necesitados, ya que según sus propias palabras no están haciendo más que colocar en práctica aquello que el Señor Jesús enseñó:
“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.” Mateo 25:35-46

La Iglesia Universal, la Cruz Roja Ecuatoriana y los voluntarios cumplieron con todo el protocolo de higiene para evitar la propagación de contagios, también se tuvo en cuenta el respetar estrictamente los horarios permitidos de circulación antes del toque de queda.

Agradecemos a la Cruz Roja Ecuatoriana que ha dado soporte a esta donación voluntaria de sangre y a aquellos que han llegado hasta las instalaciones de la Iglesia Universal en diversas ciudades del país para contribuir con esta noble causa.

“Esta acción no es más que el amor al prójimo y tiene como propósito ayudar a aquellos que lo necesitan. Nos pusimos en contacto con la Cruz Roja y abrimos las puertas de la Iglesia Universal para realizar las donaciones voluntarias.”
Obispo Ronaldo Santos


comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games