Diezmos – Fidelidad

Diezmos – Fidelidad

Por universal.org.ec

La obediencia a la palabra de Dios es la fe colocada en acción, quiere decir practicada, un ejemplo de eso es el acto de dar el diezmo, que consiste en devolver los primeros 10% de toda la ganancia que llegue a sus manos.

“Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto dice el Señor de los ejércitos si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde.” Malaquías 3: 10 

El texto sagrado arma que las primicias pertenecen a Dios y no deben ser retenidas, necesitan ser devueltas para que sirvan como mantenimiento de la casa de Dios. 

Pero aún devolviendo el diezmo, muchas personas no ven el cumplimiento de las promesas de Dios en sus vidas, eso sucede porque diezmar no es apenas el hecho de devolver la décima parte, sino un conjunto de prácticas de justicia y amor a Dios. 

De nada sirve que una persona devuelva los 10% de toda su ganancia, si nutre dentro de sí, resentimiento y odio contra alguien. 

Ser el diezmista es tener la conciencia de lo que es Sagrado, es un reconocimiento para Dios, armando que Él está por encima de todo y todos.

Antes de hacer una alianza con Dios yo no creía que mi vida podría cambiar.

Oí la fe enseñada en la Iglesia Universal sobre el diezmo y decidí hacer un pacto con Dios; creí, me lancé, usé mi fe y pasé a ser diezmista fiel. A partir de ese momento nunca más me faltó dinero o trabajo. Mis conquistas fueron más allá del área financiera.

••• Sra. Diana.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games