¡Cuidado con lo que comes! Podría afectar tu salud mental

¡Cuidado con lo que comes! Podría afectar tu salud mental

Por universal.org.ec

Si bien una buena die­ta puede ser ideal para ayudarnos a cui­dar nuestra salud físi­ca, algunos expertos creen que el tipo de alimentación que llevamos puede em­peorar o mejorar nuestro estado men­tal.

Un estudio publi­cado por la revista The Lancet explicó que, así como la nutrición es impor­tante para la cardiología, la en­docrinología y la gastroenterología, lo es para la salud mental, independien­temente de la edad, sexo, condición social o estado civil.

Además de que una mala alimen­tación puede provocar enfermedades cardiovasculares, diabetes o problemas de sueño, entre otras, un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Univer­sidad de Loma Linda, en California, Es­tados Unidos, reveló que aque­llas personas que abusaban de la comida chatarra o basura y tenían hábi­tos alimenticios defi­cientes, mostraban más síntomas de malestar psicológi­co que el resto.

Algunos académicos comprobaron que quienes siguieron una dieta mediterránea, que incluye entre otras cosas muchos vegetales, cereales, frutos secos, etcétera, tenían menor probabilidad de desarrollar depresión.

Cambios para bien

Aunque puede haber otros factores importantes que estén directamente relacionados con los problemas y enfermedades mentales, los especialistas creen que no deberíamos desistir de cambiar la alimentación para mejorar la salud mental.

Una dieta buena = una buena salud mental

Para el buen funcionamiento del cerebro, los expertos en nutrición recomiendan incluir en nuestra dieta una gran variedad de los siguientes alimentos —donde lo dulce y grasoso no sean los ingredientes cotidianos:

  • Verduras
  • Frutas
  • Legumbres —como lentejas, gar­banzos o frijoles—
  • Pescado
  • Granos integrales —tales como arroz, quinoa, avenas, pan—
  • Nueces
  • Aguacate
  • Aceite de oliva

• La dieta se relaciona con el área del cerebro llamada hipocampo que participa en el aprendizaje, la memoria y la salud mental.

• Quien consume alimentos integrales, tiene 35% menos de probabilidad de sufrir depresión que quien no lo hace.

• Los alimentos altamente procesados deben evitarse.

• Los hijos de las mujeres que en el embarazo consumieron más alimentos fritos, procesados o azucarados, tienen problemas emocionales en la niñez.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games