Comprenda la acción transformadora del Espíritu Santo

Comprenda la acción transformadora del Espíritu Santo

Por Departamento Web

La importancia de recibir el bautismo con el Espíritu de Dios.

Con la ausencia física del Maestro, los apóstoles del Señor se quedaron sin rumbo. Además de eso, la persecución iniciada contra los cristianos aumentaba con el paso del tiempo.

El Espíritu que transforma el interior

No obstante, tras el descenso del Espíritu Santo, durante la fiesta de Pentecostés, ellos fueron transformados.

En la Biblia, el bautismo de los discípulos por el Espíritu de Dios es descrito de la siguiente manera: “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hechos 2:1-4).

Espíritu de valor

Este evento marcó un momento muy importante para la misión de divulgar el mensaje de Cristo. Pues, enseguida, llenos del Espíritu Santo, los apóstoles se volvieron valientes. Así, nada más les podría impedir continuar lo que el Maestro inició.

En ese mismo día, el apóstol Pedro predicó para una multitud y alrededor de 3 mil personas se convirtieron.

“Así que, los que recibieron Su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hechos 2:41-42).

La diferencia en la vida cristiana

En otras palabras, mientras el Espíritu Santo no había bautizado a los apóstoles, ellos eran hombres inseguros y comunes. Sin embargo, la acción del Santísimo hizo que fueran transformados completamente en su interior.

Por lo tanto, el Espíritu Santo hace toda la diferencia en la vida de una persona cristiana. Porque, quien no es bautizado con Él se vuelve incapaz de tener fuerza en los momentos de dificultad.

El obispo Edir Macedo explica que “Dios respondió la oración de Sus siervos derramando inmediatamente Su Espíritu sobre todos los que estaban reunidos en aquel lugar. Después, con osadía, ellos empezaron a anunciar la Palabra de Dios. Vea que la característica principal de la persona que posee la plenitud del Espíritu Santo es su intenso deseo de hablarles del Señor Jesús a todos. Nada es capaz de intimidarla, pues dentro de su ser brota Agua de la Vida que le da poder y osadía para ser testimonio del Señor”.

¿Cómo recibir el bautismo en el Espíritu Santo?

En la misma prédica, Pedro enseña el primer paso: arrepentirse de los pecados.

“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38).

“La persona que cree necesita seguir una secuencia establecida por Dios, a fin de tener la vida transformada: primero, debe haber arrepentimiento; después, el bautismo en las aguas, y, en seguida, el bautismo con el Espíritu Santo. Toda persona que pasó por las aguas debe priorizar y buscar con todas sus fuerzas el sello de Dios, que es el bautismo con Su Espíritu, pues solamente así tendrá condiciones de vencer las tentaciones y mantener la Salvación”, orienta el obispo.

Busque la presencia de Dios

Si usted desea recibir la plenitud del Altísimo en su vida, no pierda tiempo. Participe este miércoles en la Escuela de la Fe, con el “Estudio de la Fe de Abraham”, en la Iglesia Universal más cercana a su hogar, a las 7H, 10H, 15H y especialmente 19H. Preséntese ante el Señor Jesús. Todo lo que Él desea es que usted tenga un diálogo sincero con Él.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games