3 requisitos para tener un matrimonio exitoso

3 requisitos para tener un matrimonio exitoso

Por Departamento Web

Lamentablemente, los matrimonios sólidos y duraderos son cada vez más difíciles de encontrar.

Si por un lado los hombres y las mujeres siempre están buscando a alguien con quien tener una relación; por el otro, son pocos los que logran sacar la relación adelante y progresan rumbo al matrimonio.

A la misma velocidad que se conocen y se casan —o se van a vivir juntos—, se separan y lo intentan de nuevo con alguien más pero, a su vez, también fracasan. Y así continúan la vida.

La verdad es que muchas personas enfrentan la vida amorosa como si estuvieran jugando al azar. Semanalmente, se van a la casa de la lotería para hacer sus “apuestas” con la esperanza de que, un día, acierten los números de la suerte. Pero, en lugar de eso, cada semana se sienten más frustradas al comparar los números y notan que se equivocaron de nuevo.

Usando la estrategia correcta

El problema es que, en lugar de cambiar la estrategia para enriquecer y lograr sus objetivos, continúan insistiendo en algo que no está funcionando.

Así actúan muchas parejas. Quieren construir una relación sólida, feliz y duradera. No obstante, usan estrategias que los llevarán justamente a lo opuesto: un matrimonio infeliz y frustrado que, fatalmente, terminará en divorcio.

De acuerdo con los conferencistas de la Terapia del Amor que se lleva a cabo en Brasil, Cintia y Carlos Cucato, un matrimonio exitoso requiere básicamente tres cosas:

1. Fidelidad

Es común escuchar a las personas justificando sus traiciones debido a las groserías del marido, de la frialdad de la esposa, de la falta de atención, etc. Sin embargo, ser fiel o no es una elección y no tiene nada que ver con la conducta de la pareja. “La infidelidad habla mucho más de usted, de quién es usted, que del otro. Usted es quien decide ser fiel o no, independientemente de las circunstancias”, afirma Cintia.

Cuando la persona es definida con respecto a la fidelidad, evita situaciones que pueden llevarla a ser infiel. No da motivos para que una tercera persona se ponga entre los dos.

La conferencista advierte que las tentaciones están en todas partes. En el trabajo, la universidad, el círculo de amigos, pero cuando la persona es fiel, huye de la situación. Y cuando nota que está siendo tentada, busca ayuda.

Pero, quien piensa que la infidelidad solamente es física y emocional, se engaña.

También es infidelidad cuando usted le miente a su cónyuge, aunque sea con la intención de evitarle un problema aún mayor. No obstante, por más difícil que sea, la verdad siempre será el mejor camino, pues esta fortalecerá la relación.

2. Sacrificio

No existe relación sin sacrificio.

“Cuando usted se casa, la primera cosa que sacrifica es su privacidad. Si usted quiere privacidad, no se case”, aconseja Carlos Cucato.

Además de eso, muchas personas han destruido su matrimonio con las manos porque se niegan a renunciar a su manera de ser. Examine: ¿qué es más importante, su felicidad conyugal o su manera de ser? Entonces, ¡sacrifique!

Las discusiones —en la mayoría de las veces por motivos triviales— han sido motivo de destrucción de muchos hogares.

Por eso, en situaciones de estrés y desacuerdos, lo mejor que se puede hacer es no decir nada. Exactamente: sacrificar la voluntad de contestar, devolver las groserías, hacer acusaciones, etc.

Para los conferencistas, las peleas desgastan la relación. Entonces, es necesario sacrificar el orgullo, el ego, para que haya paz en la relación. No se trata de esconder el problema debajo de la alfombra, sino esperar el momento oportuno para hablar con la cabeza fría, sin atacarse mutuamente.

3. Ser la bendición

Abraham era una bendición para Sara y viceversa, por eso, se convirtieron en referencia matrimonial en la Biblia. Lo mismo tiene que suceder con su cónyuge y usted. Más que ser bendecida, la persona necesita convertirse en la propia bendición, pues de eso también depende un matrimonio exitoso. “Pero eso solo lo puede hacer Dios, cuando usted recibe el Espíritu Santo, el Espíritu del Amor”, destaca Carlos Cucato.

Para aprender más sobre cómo desarrollar una relación feliz y duradera, participe en la Terapia del Amor, que se lleva a cabo todos los jueves, en el Templo de los Milagros. Lo esperamos en Av. de Las Américas 305, norte de Guayaquil. Los horarios son 7H, 10H, 15H, y especialmente 19H.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games