¿Una separación, se puede evitar?

¿Una separación, se puede evitar?

Por C Y A R

En Ecuador, los últimos 10 años, los divorcios se incrementaron considerablemente en un 83,45%, esto quiere decir que de 13.981 aumentaron a 522.468. Lo contrario sucede con los matrimonios, ya cada año que pasa van disminuyendo, en el 2006 se registraron 74.036 matrimonios y en el 2016 sólo se casaron 57.738 parejas, quiere decir que disminuyó un 22,01%.

Generalmente, cuando se les pregunta a los novios antes de casarse qué los llevó a tomar esa decisión, probablemente la respuesta sea que fue por amor, pero cuando se le pregunta una persona divorciada, desde cuando y el por qué de la separación, los motivos pueden ser serios, como infidelidad o menos relevantes como falta de atención o el hecho de no disfrutar actividades juntos, entre otros.

¿Pero el amor del inicio? Si el todo lo soporta, todo lo espera, si en él se fundamenta la unión, ¿por qué muchos no logran mantener la relación, por la razón que dan al inicio?

El plan original de Dios para el matrimonio es que la unión sea indisoluble.

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Génesis 2:24

La palabra “unir” en hebraico significa “Fijar una cosa a otra, juntar dos cosas”, con el objetivo de fundir dos objetos de modo que usted no logre separarlos sin dañarlos. Imagínese rasgar su propia carne. Así es el divorcio, él causa heridas profundas y difíciles de cicatrizar y si se fuerza existe un dolor tan grande que no se lo puede soportar.

Pero hay situaciones que pueden ser transformadas, si tuviera el deseo sincero de entregarse y permitir que Dios, que es el autor del matrimonio, lo ayude a recuperar su matrimonio.

El matrimonio de Romualdo y Samara estaba destruido, al punto que se fue de la casa al no aguantar tantas peleas y desentendimientos. Samara conoció la Terapia del Amor y colocó en práctica lo que aprendía en las conferencias. Al notar su cambio, Romualdo decidió participar de las reuniones y luchar por su matrimonio. Con su unión restaurada, hoy ellos son una pareja feliz.

Vagner y Lucia pasaron por dificultades en su matrimonio que los llevaron a la separación. En la Terapia del Amor, Vagner reconoció sus fallas y cambió su forma de actuar. Su esposa Luciana notó el cambio del marido y tomó la decisión de volver a su casa. El proceso de separación fue interrumpido. Hoy son muy felices.

Es posible reconstruir su vida sentimental, venga a la Terapia del Amor, este jueves, a las 7H, 10H, 15H y especialmente a las 19H, en la Av. de Las Américas 305, al Norte de Guayaquil.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games