Noticias Nacionales

Tren de la Dulzura, una realidad en Ecuador

Un fotógrafo convence a pasajeros del Tren de la Dulzura, que viaja de Durán a Bucay, de imitar la romántica escena de la película Titanic, en la que Leonardo DiCaprio abraza a Kate Winslet, mientras recorren plantaciones de caña, cacao, piña y arroz en uno de sus vagones.

Elodia Barragán y Diego Lucero es la pareja veinteañera que decidió, por sugerencia de un familiar, emprender una aventura en uno de los paseos que ofrece Tren Ecuador. La ruta que escogieron se llama El Tren de la Dulzura, que recorre los cantones Durán, Yaguachi, Milagro, Naranjito y Bucay.

Para ambos el viaje, de casi diez horas, fue educativo y también divertido. Lucero, quien estudia el último año de Ingeniería en Alimentos, agradeció las explicaciones que dio uno de los guías sobre el proceso de la caña de azúcar mientras pasaban por la azucarera Valdez, en Milagro, pues uno de sus deseos es conocer los productos que se elaboran en Ecuador.

La cercanía de la estación de Durán con Guayaquil es una de las ventajas que tiene esta ruta turística​, ​según su enamorada, Elodia Barragán, con quien Lucero planea hacer más viajes, porque este paseo es solo “la primera piedrita”.

Otra de las parejas que disfrutó del recorrido, que tiene un costo de $ 30 por persona, fue la de los esposos Lucía Macías y Alfonso Lara. Lucía, de 67 años, tiene recuerdos muy diferentes de lo que era el ferrocarril hace 46 años cuando se subió por primera vez para ir a Yaguachi. No era turístico, ahora es muy cómodo; lo mismo piensa su esposo, quien años atrás creyó que sería imposible rescatar los durmientes del ferrocarril. “Yo conocía el tren antes, pero era todo obsoleto, ahora es maravilloso”, reconoce de la obra que se inició en 1873 cuando el presidente Gabriel García Moreno habilitó los primeros 41 kilómetros de vía, desde Yaguachi hasta Milagro, obra que continuarían los mandatarios Eloy Alfaro y Leonidas Plaza Gutiérrez y que finalmente fue recuperado en la administración de Rafael Correa.

No solo los ecuatorianos disfrutan de los paseos en esta ruta, también lo hacen extranjeros. Allí se encuentra una familia china que disfruta de un juego de naipes, a ratos se mueve al último de los vagones para tomarse fotos mientras el tren avanza hacia Bucay.

El tren se detiene durante unos 20 minutos en Yaguachi, los pasajeros se bajan. Unos para hacerse fotos en la estación o al lado del ferrocarril pretendiendo ser el maquinista que dirige su curso, otros para desayunar una empanada de verde o humita entre $ 1 y 1,50. Allí está disparando su cámara Juan Castro, cuyo fin “es sacarle la mejor sonrisa al turista”, a quien vende cada fotografía a $ 2,50.

Finalmente el tren llega a Bucay. Un grupo folclórico recibe a los turistas en la estación. Recitan amorfinos y bailan junto a ellos. En este cantón el tren se detiene aproximadamente dos horas, tiempo suficiente para comprar artesanías y almorzar.

Al regreso se hace una parada en Naranjito. En la estación, una de los emprendedores de la zona explica los tipos de cacao que se producen en Ecuador, como son el cacao fino de aroma y el CCN 51. Allí los turistas degustan un exquisito ‘frozen’ de chocolate.

No solo el cacao se promociona en esta parada, a un costado se encuentra la artesana Rosalva Escobar ofreciendo originales sombreros, carteras, diademas y portaservilletas elaboradas con fibra de banano.

Ella es una de las artesanas que se beneficia del proyecto de responsabilidad social de Tren Ecuador que integra a los habitantes de cada estación para que puedan vender sus artesanías. Por este trabajo Tren Ecuador fue reconocido en 2016 como la mejor empresa a nivel internacional en ​Turismo responsable en la feria de Londres.

Nataly Donoso, ​quien fue parte de los visitantes que disfrutaron de las artesanías, cree que en el recorrido del Tren de la Dulzura, además de ver los paisajes, se conoce más de la historia de cada ciudad, por eso dice que es una ruta que debe promocionarse más.

Con ella coincide su esposo, Andrés Chaperón, de la ciudad de Santiago (Chile), quien definió el viaje como ‘fantástico’. Reconoció que si bien su país tiene una extensa vía férrea, no se parece a l​a de Ecuador. “Está muy lejos de esto, no tiene nada que ver con este perfil, en Chile tienen otro tipo de vagones y los viajes son más cortos, no es un servicio turístico”.

Por eso fue un sueño hecho realidad para Chaperón compartir en el Tren de la Dulzura. Se sintió como escuchar otra vez la canción Tren al sur del grupo Los Prisioneros, de Chile, como volver a tener 12 años cuando viajaba a su natal Temuco, una tradición que espera que algún día rescaten en su país. (E)

​​Datos importantes

Puede reservar los boletos en: Tren Ecuador

Salidas:

Viernes – Sábado – Domingo- Feriados

Horario:

08:00 a 17:50. Se recomienda estar 30 minutos antes de la hora de salida

Tarifas:

$ 30 adultos

$ 20 niños, discapacitados y tercera edad

fuente: http://www.eluniverso.com

Deja tu comentario