Noticias Nacionales

San Pedro y Valdivia, dos comunas de Santa Elena que buscan sobresalir en el turismo

“Un turismo organizado y responsable” es la meta que se han propuesto los integrantes de las comunas de San Pedro y Valdivia, en el cantón Santa Elena, en la provincia del mismo nombre.

Precisamente trabajan en aquello, aunque los avances van a distintos ritmos.

La actual dirigencia comunal de San Pedro visualiza el turismo como una oportunidad de desarrollo, que reemplace -en su momento y tras diversos diálogos- a la pesca artesanal que desde tiempos antiguos ha sido la principal fuente de ingresos de las familias.

Esta localidad de aproximadamente 7 mil habitantes se ha convertido en la primera de la zona peninsular en contar con la infraestructura del Centro Turístico Comunitario (CTC), avalado por el Ministerio de Turismo.

Con una inversión de $ 85.000 por parte del GAD Parroquial de Manglaralto ahora San Pedro destaca con una organización administrativa y técnica para ofertar actividades turísticas desde el enfoque comunitario y de responsabilidad con el ambiente. En cuanto al fortalecimiento, ahora mantiene contacto con 15 operadoras de la ciudad de Guayaquil.

Su servicio estrella es el parapente, actividad a cargo de 8 pilotos nativos de la comuna, quienes incluso fortalecerán la recién creada filial del Club Especializado Halcón en San Pedro que cuenta con el aval de la Federación Nacional de Deportes Aéreos.

El costo por disfrutar de la aventura por el aire es de $ 30 (por persona) y con el actual proceso, hasta se cuenta con un seguro ante cualquier eventualidad. Se suma la adquisición de cuatro equipos totalmente nuevos.

Cristhian Granados, presidente de San Pedro, comentó que la oferta turística próximamente también incluirá el parasailing (cometa remolcada por un bote) y los paseos en yate; este último servicio tomará mayor tiempo pues las conversaciones continúan para obtener permisos de avistamiento de ballenas y visitas al islote de El Pelado. Todo esto servirá para fortalecer otras áreas como la oferta gastronómica de la zona como el ceviche de pinchagua que es el estandarte del lugar.

En esta localidad, además de la playa que cuenta con 2 kilómetros, se puede visitar la renovada y cautivadora iglesia que lleva el nombre de su patrono, el mismo que es celebrado en el mes de junio.

Valdivia

A paso más lento, Valdivida recibió hace un mes su certificación como centro de turismo comunitario, aunque el área física está por implementarse y funcionará en el edificio comunal.

Aquí, el kayak será el principal atractivo, tras experiencias pasadas en épocas de feriado, en el que dicha práctica tuvo gran acogida por turistas. Será el estero, cerca al parque marino, el que se convierta en escenario de las entretenidas travesías mientras se disfruta del avistamiento de aves y fauna.

La expectativa también es llevar dicha oferta hacia el mar.

Valdivia destaca por ser considerada ‘cuna de la cultura milenaria’, nombre que se fortalece con la existencia de dos museos que muestran piezas arqueológicas. Para quienes deseen pernoctar en Valdivia, existen cuatro hospederías, las mismas que pretenden ser articuladas al centro turístico comunitario.

Acogida en feriado anteriores

Tanto Valdivia como San Pedro están optimistas de que muy pronto dejarán de ser lugares de paso para convertirse en sitios de estadía como ocurre con otras localidades de la provincia de Santa Elena.

Sus análisis se basan en las experiencias vividas durante los feriados en los que gran cantidad de personas aprovechan y disfrutan de sus distintas ofertas.

En el caso de San Pedro ahora denominada como “Capital de la aventura”, existe un promedio de vuelos de parapente de entre 20 a 40 los sábados y domingos, mientras que en feriado se acercan al centenar por día, aunque dependerá mucho de las condiciones del clima.

En tanto que Valdivia se mantiene en la retina de turistas por el parque marino que fue habilitado en noviembre del 2016. De hecho en esa primera fecha se registró la llegada (mientras duró el feriado) de aproximadamente 17.500 personas.

Las cifras aumentan con cada asueto nacional, aunque el movimiento en días regulares sí genera expectativas. En el sitio se observan 150 especies en rehabilitación. (E)

fuente: http://www.eluniverso.com/

Deja tu comentario