La vida depende del Altar

La vida depende del Altar

Por C Y A R

El Altar es el único Lugar del mundo donde se celebran casamientos.

Por más simple que sea el Altar, incluso así, es requerido por todos para formalizar la unión definitiva de los novios.

Eso es porque el Altar es lo que sella la unión.

Que garantiza la bendición de la santificación, de la aceptación y, finalmente, de la alianza eterna.

El Señor Jesús enseña que el Altar es lo que santifica a la ofrenda.

El fracaso del matrimonio solo ocurre porque la entrega de los novios en el Altar, es decir, la “ofrenda”, no fue válida, no fue aceptada por Dios, a ejemplo de la ofrenda de Caín.

Pero cuando el empeño de la palabra de los novios es seguido de práctica, entonces el Altar acepta y los santifica.

Entonces, el matrimonio es hasta que la muerte los separe.

De hecho, el destino del matrimonio es sellado en el Altar. Depende de la disposición conjunta de los dos en obedecer al juramento hecho en el Altar.

El Espíritu de Dios evalúa si las ofrendas (los prometidos) van o no a cumplir la palabra empeñada.

Siendo así, Él acepta las ofrendas y santifica aquella unión o no.

Lo mismo se da con relación a la Salvación del alma.

Muchos se han ofrecido en el Altar con lágrimas de remordimiento.

El remordimiento no es aceptado por el Altar.

El Altar solo recibe la ofrenda (persona) arrepentida de verdad.

Entonces el Altar es resultado y los sacrificios aceptables, a ejemplo de la ofrenda de Abel.

Donde se concluye que TODO EN LA VIDA DEPENDE DE LO QUE SE OFRECE EN EL ALTAR.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games