La concordancia en el Ayuno Colectivo, sábado 2 de febrero

La concordancia en el Ayuno Colectivo, sábado 2 de febrero

Por C Y A R

“…que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.” Mateo 18:19

El término concordancia procede del latín “concordantia”. Se llama concordancia a la anuencia, el consentimiento o la correspondencia que existe entre dos elementos.

El Señor Jesús hace referencia a la concordancia en Su Palabra:

“…que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.” Mateo 18:19.

Este sábado en la reunión de los Casos Imposibles se llevará a cabo el propósito de la CONCORDANCIA, donde las personas asistentes, en ayuno, junto a sus invitados y en la misma fe, clamarán a Dios en concordancia para que Él, con Su divino poder termine con el problema que está en su vida y así poder alcanzar el milagro que necesita.

Sabemos que los problemas familiares, adicciones, trastornos emocionales, desempleo, miseria, envidias, problemas en la justicia, en fin, estos sinnúmeros de problemas que a pesar del esfuerzo empleado se han convertido en un imposible de resolver, son hechos marcantes en la vida de las personas, que nos les permiten tener la verdadera felicidad, ni sentirse realizados.

Es por este motivo que este sábado se va a realizar este evento especial para que, en CONCORDANCIA al Rey de Reyes, vengamos a determinar el fin de los imposibles, que hasta ahora han tratado de terminar con su vida.

Tenía unas llagas en mi hombro que eran imposibles de curar

Antes de empezar a participar de las reuniones de los Casos Imposibles, estaba sufriendo con unas llagas en mi hombro derecho, el dolor que tenía era insoportable, ya que con el calor y el sudor las heridas que tenía me ardían terriblemente.

En busca de una cura para esta enfermedad, visite 4 médicos y ninguno de los medicamentos que me recetaban curaban mi enfermedad.

Cansado de esa situación decidí venir a participar de la reunión de los Casos Imposibles, tocando en el Manto de los Imposibles y después de la oración de fe, me sentí muy bien. A las 2 semanas ya las heridas de mi cuerpo estaban cicatrizando y a las 4 semanas estaba completamente curado. (Sr. Castro)

Si usted está en esta situación y tiene un imposible venga y participe, que por la fe verá el milagro suceder. Todos los sábados, a las 7H, 10H Y 18H30 en el Templo de la Fe, ubicado en la Av. de Las Américas 305, norte de Guayaquil.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games