Noticias Nacionales

El papagayo de Guayaquil lucha contra la extinción

nc17-069

El color verde predominaba entre sus llamativas plumas rojas, azules, blancas, amarillas y naranjas. Realizaban sonidos agudos mientras se aferraban con sus garras a las jaulas que los transportaban en medio de la reserva privada Río Ayampe, en el suroeste del Parque Nacional Machalilla, en Manabí, el pasado 26 de octubre. Aunque la situación era estresante para las aves, los especialistas de la Fundación Jocotoco, de la Iniciativa Guayaquil Salvaje y del Centro de Rescate Jambelí sabían que el procedimiento utilizado era el correcto.

Nueve ejemplares (cinco hembras y cuatro machos) de papagayos de Guayaquil (Ara ambigua guayaquilensis) o también conocidos como guacamayos verde mayor, criados en cautiverio, comenzaron así su proceso de liberación.

Esta especie endémica y considerada el ave emblema de la ciudad de Guayaquil se encuentra enlistada en la categoría En Peligro Crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), debido principalmente a la deforestación de su hábitat.

Para aumentar las posibilidades de éxito, liberaron primero a tres machos y a una hembra, a fin de monitorear su adecuada adaptación al nuevo entorno.

El director técnico de Jambelí, Julio Baquerizo, afirma que la crianza de estas aves es compleja. “No se conocía mucha información de su reproducción, crianza, alimentación o hábitos de esta ave. Luego de veinte años encontramos un sistema exitoso… Hacemos exámenes genéticos para saber la parentalidad de los individuos, actualmente tenemos 8 parejas reproductoras y 20 individuos más para liberación. El año pasado liberamos cinco en el Bosque Protector Cerro Blanco en Guayaquil…”, indica.

Baquerizo sostiene que esta vez se escogió la provincia de Manabí por motivos de repoblación. “El papagayo vivía en el Parque Machalilla hace más de 50 años, pero se extinguió en esa zona y por eso estamos reintroduciendo una población en esa zona, que es rica en frutos como el pechiche que les gusta comer, ubicaremos nidos artificiales para lograr la reproducción en estado natural. Sabemos que el éxito de un proceso de reintroducción, en otras aves del mismo género, es un poco más del 50%”, señala.

Aunque el plan inicial era monitorear con equipos de telemetría a todos los especímenes liberados en Ayampe surgió un problema, dice Eliana Montenegro, coordinadora del proyecto de reintroducción de Jocotoco. “No hay rastreadores específicos para estas especies, tienen unos picos fuertes que destruyen todo, les pusimos un equipo, pero no resistió, destruyeron una protección de plata que les pusimos a los equipos, son inteligentes y entre ellos se sacan los rastreadores, estamos pensando en collares…”, explica.

Montenegro asegura que los procesos de liberación también demoran por la falta de recursos. “Estas iniciativas son privadas con fondos internacionales, no existe apoyo económico gubernamental, aunque nos ayudan con la coordinación de guardaparques para monitoreo. Para esta última liberación nos apoyó con fondos la ONG Loro Parque, radicada en España”, añade.

El Municipio de Guayaquil actualmente apadrina este proyecto a través de capacitaciones en educación ambiental impartidas a 120.000 niños de escuelas fiscales del cantón, para que adquieran conocimientos de técnicas para la conservación de especies, asegura Bolívar Coloma, director de Ambiente del Cabildo.

Según Montenegro, la educación ambiental en centros educativos es primordial para que los ecuatorianos entiendan la importancia de esta ave. “Los papagayos pueden vivir hasta 75 años, son muy dóciles, se adaptan rápido a la presencia del hombre y como pueden imitar sonidos y palabras se piensa que hablan y los tienen como mascotas, pero se debe aclarar que las aves no tienen conciencia de lo que significan las palabras”, enfatiza.

Rafaela Orrantia, integrante de Jambelí, sostiene que el monitoreo de los ejemplares liberados en Ayampe será constante: “Hemos ubicado nidos artificiales como los que utilizamos en cautiverio”.

Según el director técnico de Jambelí, actualmente existen menos de 40 ejemplares de papagayo de Guayaquil en estado silvestre entre Esmeraldas y el sur de la cordillera Chongón-Colonche, pero aclara: “En Esmeraldas se logró observar guacamayos del tipo Ara ambigua, pero estamos tratando de confirmar si son guayaquilensis”. (I)

fuente: http://www.eluniverso.com/

Deja tu comentario