Ronaldo Santos

Dios hace JUSTICIA en la vida del que es justo

Cuando escogemos vivir para agradar a Dios, siendo justos, aunque antes hayamos sido injustos, Él nos escoge para hacer pronto justicia.

 

pas17-030

Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles? Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lucas 18:7-8).

El Señor Jesús promete hacer justicia, pero esa justicia está reservada sólo para Sus escogidos.

La Palabra de Dios no falla, y si Él prometió lo cumplirá.

Muchos han clamado de día y de noche, pero la justicia aún no les ha llegado. ¿Por qué?

Porque no basta simplemente clamar por justicia, o estar adentro de la iglesia para que esto suceda, es necesario volverse un escogido y esto requiere vivir en la justicia, en la práctica de la obediencia a la Palabra de Dios.

¿Pero cómo alcanzar la justicia de Dios si aún no soy un escogido? ¿Y cómo serlo si vivo en la injusticia: mentira, infidelidad, pecado, orgullo, etc.?

Es necesario que haya una entrega 100% a Dios, o sea, es más que simplemente venir a la iglesia o hacer promesas a Dios, es someterse y obedecer Su Palabra.

“Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado.” (Isaías 29:13).

Cuando hablamos de vivir en la justicia, no se trata de ser perfecto, sino una persona que tomó la decisión de seguir la Palabra de Dios y obedecerla hasta el fin.

No importan las injusticias que haya practicado o sufrido, no importa su pasado vergonzoso, ni siquiera lo que ha hecho antes de venir a la iglesia. Si ahora usted se entrega a Él, entonces ¡pronto les hará justicia!

Deja tu comentario