Noticias Nacionales

Danza tradicional forja raíces en un grupo de jóvenes

nc17-062

Alexandra, Brithany y Juan Carlos son parte de Intiñan (Camino hacia el sol). Un grupo de danza de la Unidad Educativa Intercultural Bilingüe Santiago de Guayaquil, ubicada en Flor de Bastión, bloque 1 B, en el norte de Guayaquil.

Los alumnos de este plantel compaginan sus actividades escolares con el folclore.

Carlos León, profesor y coreógrafo del grupo conformado por aproximadamente 30 alumnos, indica que se formó luego de que el colegio se radicó en Flor de Bastión. “A medida que se iba incrementando el colegio, se iba implementando este amor hacia la danza, hacia las raíces andinas”, señala.

En las asignaturas principales de la institución está rescatar el quichua, por ello el grupo más se identifica con bailes de la región andina, ya que se celebran cuatro fiestas importantes en el solsticio de la cosmovisión andina, entre ellas el Pawkar Raymi, el Inti Raymi y el Kulla Raymi.

Además de trabajar con la música andina, la agrupación incluye los ritmos costeño, afro y amazónico.

Según Miriam Ilvis, también docente de la institución, desde que fue creado el plantel (1998) los estudiantes están involucrados con la danza.

Los alumnos de inicial, pasando por básica hasta la secundaria compaginan las dos actividades (danza y folclore). Quienes hacen parte del grupo, de acuerdo con el coreógrafo, son seleccionados por el esfuerzo y motivación, así como la iniciativa que cada uno de ellos tenga por rescatar las raíces y costumbres del país.

Los ensayos y preparación, según León, están dentro del pénsum académico y rescatan las horas de Educación Física. “Hacemos ejercicio y a su vez también se imparte el idioma kichwa, no solamente escrito, sino también hablado y dentro de eso va la materia de hacer bailes folclóricos”, explica el docente, quien tiene 18 años desenvolviéndose en el folclore ecuatoriano. (I)

fuente:  http://www.eluniverso.com

Deja tu comentario