Destacado Obispo Macedo

Ayuno de Daniel, ¿lo necesito?

obs18-011

Responda con sinceridad, ¿se hace usted alguna de estas preguntas?

-¿Por qué alguien vive irritado, dice lo que no debe, pelea/discute con los demás sin motivo? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien guarda rencor por todo y, por nada, queda resentido? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien “vive” comentando, llorando por los problemas del pasado, por las decepciones y por los problemas y las dificultades a su alrededor? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien se desespera por cosas mínimas? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien se aísla de todos, desconfía de todos? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien ve todo con malos ojos, con malicia? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien quiere que todos hagan su voluntad, quiere imponérsela a los demás? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien no disfruta de lo que tiene, de la familia, de la salud, de la fe, de las reuniones prácticas en la Iglesia Universal? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien es inseguro, no sabe lo que quiere, es indefinido? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien no se somete a las autoridades espirituales por obediencia, fe o temor a Dios? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien que tiene dinero, realiza varios viajes, frecuentes fiestas, no se satisface? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien se deja influenciar por aquellos que no creen, por el punto de vista de los incrédulos? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien tiene miedo de la muerte? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien tiene miedo de brujerías, hechicerías, mal de ojo y envidia? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien tiene miedo de los demonios, de Satanás? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien tiene miedo de perder lo que tiene, familia, salud, bienes, posición? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien no entiende la Palabra de Dios, la lee, pero no la entiende, aunque estudie la Biblia no la entiende? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien tiene vergüenza de asumir públicamente su fe en el Señor Jesús, de evangelizar? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien no tiene placer de ayudar a los demás, al prójimo, de darles a las otras personas la oportunidad de conocer la Verdad, de traer personas a la iglesia? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

-¿Por qué alguien que participa de las reuniones en la Iglesia Universal, no desea participar del Ayuno de Daniel? La razón es la ausencia del Espíritu Santo.

Ahora usted sabe por qué todavía es criatura y no hijo.

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Romanos 8:14-16

Obispo Macedo
Obispo Edir Macedo
Obispomacedo.com

Deja tu comentario