Destacado Obispo Macedo

7º Día del Ayuno de Daniel

obs18-018

Todo el mundo tiene un vientre. Pero la pregunta es: ¿qué sale de su vientre? ¿Qué suele salir del vientre humano? Todo aquello que no es útil, que no sirve.

¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina? Mateo 15:17

Pero cuando se tiene el Espíritu Santo, ¡lo que sale del vientre es vida!

El que cree en Mí, como dice la Escritura, ríos de Agua Viva correrán de su vientre. Juan 7:38

Del vientre de aquel que es de Dios sale vida, donde quiera que él esté.

Es el alimento lo que determina lo que va a salir del vientre, por eso, el Agua Viva (Espíritu Santo), rebosa solo cuando alguien se alimenta de la Palabra de Dios.

Es el Espíritu Santo Quien nos da las condiciones para hacer florecer a todo aquello que está seco, que está muerto.

Florecer es traer a la existencia a TODAS las cosas que no existen, siendo así, el bautizado con el Espíritu Santo da vida a personas y lugares.

Siempre consideré al Ayuno de Daniel para la Salvación de mi alma, pero también es la mayor oportunidad para que, de mi vientre, salga Agua Viva y alcance a los más sedientos.

Obispo Macedo
Obispo Edir Macedo
Obispomacedo.com

Deja tu comentario