11º Día del Ayuno de Daniel

11º Día del Ayuno de Daniel

Por universal.org.ec

obs18-021
La gloria del ser humano

No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme…

Jeremías 9:23-24

Cuando usted recibe el Espíritu Santo, Él le revela a Su Hijo, Jesús. Y, una vez que usted conoce al Señor Jesús, entonces puede gloriarse, porque no hay nada más glorioso, nada más rico, nada más poderoso, nada más grande que conocer al Señor Jesús. En eso está la gloria del ser humano.

Imagínese usted: la persona estudia, recibe una formación profesional, es exitosa, conquista el oro y el moro, familia, salud, ¡conquista todo! Pero todas las conquistas de este mundo solo valen por un tiempo limitado, porque la persona va a vivir 80, 90, 100 años, como mucho, incluso así, su vida va declinando, su cuerpo va declinando, hasta que llega el momento en el que ella desciende a la sepultura.

Entonces, toda la gloria de este mundo se resume en solo cien, como máximo ciento y pocos años. Sin embargo, cuando la persona tiene acceso a la Gloria de Dios, que es el conocimiento, la experiencia con el Señor Jesucristo, entonces su vida durará por toda la eternidad, su gloria es por toda la eternidad.

Es una cuestión de inteligencia. Piense, ¿qué es mejor para usted? ¿Una gloria por cien años o una gloria por toda la eternidad? ¡Es usted quien elige! Somos nosotros los que hacemos nuestras propias elecciones.

Y sepa una cosa: para conocer al Señor Jesús, nosotros no tenemos que merecer, solo necesitamos obedecer la dirección del Espíritu Santo.

comentarios


Free WordPress Themes, Free Android Games